Los paquetes vacacionales suelen ser ofrecidos por agencias de viajes o incluso por líneas aéreas (que hace años han incursionado en este negocio), donde se ofrece el transporte, el alojamiento, comidas (bajo el formato de media pensión o pensión completa), actividades, etc. Al desmenuzar estos combos, es probable que encontremos que cada ítem incluido termine siendo más económico que si lo contratáramos por nuestra cuenta. Tal vez la contra de estas opciones es que son a paquete cerrado con pocas posibilidades de hacer cambios de fechas, lugares de alojamiento, etc.

Es por eso que no está de más verificar estas opciones antes de cerrar nuestro viaje, ya que puede ser una posibilidad de ahorro.

Deja un comentario